Cómo ser creativa cuando no estás inspirada

Como buena artesana sabes que es necesario crear productos para tener un inventario suficiente para vender.

Cuando no te puedes permitir tomar un descanso, pero te quedas en blanco, hay una cosa muy sencilla que puedes hacer para que vuelva tu creatividad.

Aunque al principio pueda parecer contradictorio, una de las formas más rápidas para empezar a moverse por los caminos de la creatividad de tu cerebro es marcarse unos límites o fronteras en tus tareas creativas.

Por ejemplo, si te encuentras atascada creando una nueva línea de productos de temporada, puedes marcarte como límite que todos los productos tienen que estar hechos en color azul, o que el conjunto de la colección debe tener una temática náutica. Tener a mano una lista de trabajos “ya preparados” de manera aleatoria para cuando te sientes floja en la etapa de desarrollo, te asegurará que nunca te quedarás sin ideas de qué hacer. ??

De manera similar, marcar límites en tus tareas de marketing puede tener el mismo efecto. Podrías, por ejemplo, establecer que todos los mensajes del blog de septiembre tengan como temática los viajes, o que cada mensaje de Facebook que publiques los lunes contenga una cita motivadora.

Al marcarte un tema o una dirección, ahora ya sabes exactamente lo que necesitas para arrancar, o al menos, tener una idea general de hacia donde ir.

Si aún estás luchando por continuar, márcate un límite de tiempo para tu trabajo creativo. ?? Por ejemplo, trabaja en el blog durante 25 minutos, de 9:00 a 9:25, y sólo durante 25 minutos. Saber que tienes que trabajar en una tarea creativa solo durante un corto periodo de tiempo marcado, hace que la idea de trabajar en él sea menos desalentadora.  Incluso si sólo se te ocurren un par de párrafos confusos, al menos tendrás algún contenido en el que trabajar en tu próxima sesión.

¿Todavía dejando las cosas para última hora?

Cambia a una tarea que sea “pan comido” durante un breve periodo de tiempo para dejar de pensar en la otra. Probablemente tu subconsciente encontrará una solución a tus problemas de motivación mientras se toma el descanso que necesitaba. (Solo recuerda que las redes sociales no cuentan como una labor del tipo “pan comido”, preferiblemente elige algo que no implique estar delante de la pantalla, para que tu cerebro desconecte y entre en otro estado, como organizar material o pasear al perro.)

Esta es la razón por la que a muchas personas se les ocurren ideas brillantes en la ducha o mientras hacen ejercicio. A veces lo que necesita tu cerebro es un pequeño descanso para rellenar su gasolina creativa.

¡Ahora me gustaría escucharte!

¿Qué consejos puedes compartir para incrementar el trabajo creativo incluso cuando la inspiración está de vacaciones?

¡Compártelos en los comentarios de abajo!

 

¿Haces productos a mano y quieres venderlos? Descubre aquí Cómo vender en internet tus productos hechos a mano

 

Deja un comentario